La liturgia es como un árbol fuerte, cuya belleza se deriva de la renovación continua de sus hojas, pero cuya fuerza viene del viejo tronco, con sólidas raíces en el suelo.” – Papa Pablo VI

En Nuestra Señora de Fátima nos guía a través de los documentos litúrgicos de la Iglesia y aprobados por las directrices Diocesana de Wilmington, el Departamento de Liturgia coordina la vida litúrgica de la Virgen de Fátima parroquial con la guía de nuestro Pastor. La oficina de Liturgia es responsable de determinar las metas y los objetivos específicos de la vida litúrgica de la parroquia junto con el plan pastoral. La oficina de Liturgia es responsable de la programación de los ministros que asisten a las misas, entre ellos ministros de la Eucaristía, lectores, ministros de música, Acomodadores y Monaguillos. La oficina liturgia es responsable de lo siguiente:
• La promoción y el desarrollo de la vida de oración de la comunidad a través de la práctica litúrgica apropiada.
• La coordinación de la vida litúrgica de la parroquia.
• Orientar y asesorar a la parroquia en cuestiones litúrgicas.
• Preparación de las celebraciones sacramentales.
• La coordinación de las celebraciones sacramentales, litúrgicas y devocionales de la parroquia.
• Evaluación de la vida litúrgica y celebraciones de la parroquia.

SACRAMENTO DEL MATRIMONIA: Los arreglos para el Matrimonio deben hacerse por lo menos un año antes de la boda prevista de acuerdo con la política de la Diócesis de Wilmington. La novia y el novio deben tener una entrevista con el Diácono antes de preparar cualquier fecha. Llame a la Oficina de Liturgia para una cita o para obtener más información sobre el Sacramento del Matrimonio.

BAUTISMOS: Los arreglos para el Sacramento del Bautismo son de hecho a través de la Oficina de Liturgia. Se requiere que el Programa de Formación de bautismo para todos los padres que desean que sus hijos sean bautizados. Nuestra clase de bautismo en español se celebra el primer sábado de cada mes de 5-7 PM. Bautismos en español se celebran el sabado  1 de cada mes a la 1 PM.

Si usted está planeando una celebración anos del membrillo, la formación comienza en el año 13 de su candidata. Sesión de información está prevista el próximo sábado a las 5 de la tarde en el convent

El matrimonio español e Información Convalidación: ¿ Usted está casado, pero no en la Iglesia Católica? ¿Es su deseo de casarse en la Iglesia Católica? ¿Tienes tiempo para recibir la Eucaristía? Nuestra Señora de Fátima parroquia le está ofreciendo la oportunidad de hacer su deseo realidad. Si desea más información por favor llame a Deacono Soto. Toda la información se mantiene confidencial.

TELEFONOS DE NUESTRAS OFICINA

Oficina de Educación Religiosa
302-328-0307
En Español

Oficina de ayuda con alimentos,
302-322-1525

Servido del Altar:  Si sus niños quieren ser monaguillos, o quiere servir de alguna otra forma a la comunidad, déjenos saber
Y con mucho gusto le daremos más información.

NECESITAMOS UNA PEQUEÑA EPIFANÍA

La primera lectura de hoy, tomada del profeta Isaías, nos recuerda las lecturas de ese mismo profeta que escuchamos cuando ya el tiempo de Navidad llegaba a su término con la celebración de la Epifanía del Señor. En ese momento del año cristiano, el mensaje de las lecturas es básicamente el mismo de hoy: la gracia redentora de Dios no conoce fronteras. Esta gracia es tan maravillosa, que nuestras regiones geográficas e instituciones humanas no la pueden contener. Cuando Dios revela esa gracia, su maravillosa grandeza atrae a personas de todas partes y de donde menos uno se espera; de lugares que a veces parecen indeseables a los ojos de los que quisieran contener o controlar el poder salvador de Dios. Y entonces, en un flujo y reflujo de la gloria divina, la buena nueva de la constancia, la misericordia, el amor y la fidelidad de Dios, que han atraído a una miríada de personas hacia Dios, llegará con su mensaje a todas las naciones y a todas las personas, tal como se canta en el Salmo de hoy.

PERO . . . ¿AHORA MISMO?

El fin de los tiempos, tal como nos dice Jesús hoy, va a estar lleno de sorpresas. La sorpresa subyacente es que no hay manera de saber la hora precisa en que el ungido de Dios volverá en su gloria. A los que se preguntaban ansiosamente el número de los que se han de salvar, Jesús les contesta, no con una cifra, sino con una descripción de los que serán salvos: todos los que se hayan disciplinado en el Señor para poder entrar al cielo por la puerta estrecha. Hay quienes presumen de “conocer a alguien” dentro del cielo, y por eso se pueden permitir una vida de maldad. Pero Jesús les dice que sus influencias no les valdrán de nada. El amo que está a la puerta no les podrá conocer por el velo de pecados con que vienen cubiertos. Los que presumían de que su “buena sangre” y la alianza que Dios había hecho con sus antepasados les garantizaría la entrada para unirse a los patriarcas y profetas, sentirán que sus dientes rechinan y no se sentarán al banquete del reino. Según Jesús, todos los que levantaron murallas y perpetuaron posiciones o rangos, verán destruidas las fronteras celestiales que imaginaron, y verán también que los mejores y más altos lugares se ofrecen a otros. ¿Quieres tener un puesto en la mesa del banquete? ¡Empieza a vivir de manera que los otros invitados te quieran tener a su lado!  Copyright © 2006, World Library Publications. All rights reserved.

Vigésimocuarto Domingo del Tiempo Ordinario

TRES PARÁBOLAS; TRES LOCOS

En los lenguajes de los pueblos de la antigüedad, una manera de expresar el superlativo era por medio de la repetición triple. Si no tenían una palabra equivalente a “santísimo,” decían “santo, santo, santo”. Esta manera de decir algo tres veces para reforzarlo es la que usa Jesús en el Evangelio de hoy cuando nos cuenta tres parábolas con la misma moraleja: que no hay cosa que Dios desee tanto como que todos los pecadores vuelvan a un estado de gracia. Los personajes centrales de cada una de esas tres parábolas les parecerían tontos o locos a quienes escuchaban a Jesús: el pastor que deja solas a noventa y nueve ovejas para buscar una sola oveja descarriada y terca; la mujer que vira la casa al revés, olvidándose de sus deberes, para encontrar una mísera monedita; el padre cuyo hijo le dice “Viejo, para mí, como si estuvieras muerto”, pero que todavía es la clase de padre que sale corriendo como un muchacho para recibir al ingrato cuando vuelve, y enseguida quiere dar una fiesta. Los oyentes de Jesús no tenían problemas con creer que su Dios y Señor los amaba. Sabían que Dios está lleno de misericordia y compasión infinitas. Pero, ¿llega el amor de Dios hasta el punto de escoger portarse como un loco tonto para demostrar que nos ama?

¿TIENEN QUE VOLVERSE LOCOS PERDIDOS LOS QUE AMAN?

A esta pregunta Jesús hubiera respondido: “Sí, mi Padre se porta como un loco, como un loco perdido de amor, enamorado de cada uno de ustedes”. Jesús mismo nos demuestra ese mismo amor cuando rompe con las reglas religiosas y viola las normas sociales de su época cenando con los cobradores de impuestos y con toda clase de pecadores. Cada una de estas tres parábolas termina con una gran alegría. El pastor les dice a sus amigos que se regocijen porque encontró su oveja, así como los ángeles en el cielo saltan de gozo por cada pecador que se arrepiente. La mujer –aunque a sus vecinas les parezca ridícula– se empeña en alegrarse, porque al fin encontró la moneda. El padre del hijo pródigo se alegra dando una gran fiesta para todo el vecindario –el único lugar en el Evangelio de San Lucas en que se habla de músicos. Ese grado de loca alegría tiene un eco en la carta de san Pablo a Timoteo, donde Pablo habla de su gratitud por haber sido considerado digno del ministerio, a pesar de todas sus faltas. Pablo no se considera digno de haber sido escogido, pero él ha experimentado en Cristo la paciencia, la misericordia y el amor de Dios. Ese es el Dios que le concedió a Pablo su vocación y que nos concede a cada uno de nosotros nuestra propia vocación. Correspondámosle con gratitud y aun con alegría. Copyright © 2006, World Library Publications. All rights reserved.

Programa de Formación Religiosa y Sacramentos

Nuestra Señora de Fátima es una parroquia bendecida. Es una comunidad católica apostolica romana. Nos regocijamos con el Señor en el domingo con la Celebración Eucarística, confiamos en que nuestras Madre celestial intercede por nosotros y personas de buena voluntad con diferentes orígenes enriquecen nuestro lugar. Mons. Brubaker, el Equipo Parroquial y la Sra. Santana estamos motivados y deseando puedan unirse a nosotros en un nuevo curso académico.
La misión del programa PREP es ayudar a nuestras familias a defender, fortalecer y transmitir la fe recibida en el bautismo para sus hijos. Por favor tome tiempo para leer nuestro programa y considere ser parte de nuestro programa.
(302) 328-0307 oficina de PREP